OBRA ENTRE NIÑOS

¿QUÉ ES LA OBRA ENTRE NIÑOS?

Conoce un poco más este ministerio...

Uno de los fines principales de Unión Bíblica es difundir el mensaje de Jesucristo entre niños, jóvenes y sus familias de tal manera que sean guiados a una fe personal en Jesucristo y sean instruidos para que desarrollen un carácter y testimonio cristianos. De esta manera, estos proyectos tienen como objetivo el poder alcanzar primeramente a los niños que aún no conocen ni han tenido un encuentro personal con Jesús mediante programas de evangelización y además el poder ayudar a crecer en el conocimiento de la Palabra de Dios y afianzar ese crecimiento a los que se desarrollan en un marco educativo cristiano. Además, lleva a cabo formaciones para maestros, monitores y personas que trabajan o quieran trabajar en esta área tanto dentro como fuera del ámbito eclesial.

PROGRAMAS EN MARCHA...

Estos son algunos de los programas que tenemos en marcha dentro del ministerio "Obra entre niños".

PROYECTO LUZ

El Proyecto luz tiene como finalidad equipar a los niños, que crecen en un ambiente educacional cristiano, con una base de conocimientos bíblicos que les ayudarán en su crecimiento espiritual y los prepararán para ser luz allí donde estén.

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” Mateo 5: 14-16.

PROYECTO SAL

SAL es un proyecto creado por la Unión Bíblica para facilitar y guiar a las iglesias a poder desarrollar un programa de evangelización y de ayuda social allí donde se encuentran. SAL ofrece a las iglesias el reto de salir de su zona de confort y abrir nuevos horizontes. De aceptar el mandato que Jesús nos dio de ir y hacer discípulos a todas las naciones, de no conformarnos y de ir más allá.

Este proyecto presenta a las iglesias un material de guía que les ayude a asumir el reto de “salir” y llevar el mensaje de salvación a las personas que lo desconocen.

PROYECTO MUSICART

MusicArt es un proyecto de la Unión Bíblica encargado de organizar musicales con un fin evangelístico, didáctico y educativo.

Estos son los principales objetivos que ofrece MusicArt:

  • Enseñar la Biblia a través del arte.
  • Evangelizar a través del arte.
  • Transformar vidas dando nuevas oportunidades.
  • Ofrecer recursos, material, guía y formación.

El trabajo de la UB con niños y adolescentes se lleva a cabo teniendo en cuenta los siguientes principios y prácticas:

  • En su Hijo Jesucristo, Dios ha demostrado tener una disposición favorable hacia los niños.
  • Cristo es el Salvador de los niños, quien llama a éstos a que le respondan personalmente.
  • El niño que crece enemistado con Dios se encuentra en una situación peligrosa y necesita convertirse mediante el poder del Espíritu Santo.
  • Rechazamos los errores que se pueden encontrar en dos extremos:
    • el de esperar o requerir de los niños un nivel de comprensión propio de la persona adulta: el error de exigir demasiado.
    • el de postergar cualquier desafío a responder a Cristo hasta que el niño haya alcanzado una edad de responsabilidad completa, cuando quiera que esto sea: el error de esperar demasiado poco.
  • Creemos que también es un error el considerar a los niños como objetos de evangelización sin relación con la familia de la que forman parte.
  • Tres son los elementos de la evangelización que consideramos teológicamente esenciales:
    • La enseñanza. Contrastando con la manipulación de la mentes por medio del sentimentalismo y de técnicas arteras, la UB ha creído siempre que la enseñanza del Evangelio cristiano es un componente elemental de toda evangelización válida; y particularmente que dicha enseñanza debería hacer hincapié en lo que implica la fe cristiana con respecto a la vida práctica y el servicio. Un niño tiene derecho de conocer todos los datos acerca del asunto antes de que se le pida que dé ningún paso.
    • La respuesta. La Palabra de Dios exige una respuesta, y no menos de los niños que de los adultos. La naturaleza de dicha respuesta variará según el aspecto del mensaje de Dios que se haya presentado y de acuerdo con la edad y el grado de desarrollo de cada niño en particular. No debemos estereotipar las respuestas, sino más bien ayudar al niño a dar aquella a la cual el Espíritu Santo le esté guiando en ese momento -incluso si se trata de una que nosotros mismos pudiéramos no haber esperado o planeado-. También debemos abrir camino para más respuestas en el futuro.
    • La comunidad. Aunque en casos excepcionales un niño puede progresar espiritualmente estando completamente aislado de otros creyentes, sigue siendo verdad que normalmente sólo crecerá como cristiano si pertenece a una comunidad de culto y/o enseñanza. Si su familia no suple dicha comunidad cristiana, la iglesia debería proveer algún otro grupo de apoyo.
  • Los niños están involucrados en un proceso de desarrollo y cambio, por lo que no debemos pensar en ellos en términos estáticos sino dinámicos. Con frecuencia los pequeños desafían nuestras fórmulas metódicas y se niegan a conformarse a nuestros modelos establecidos; debemos concederles la libertad de ser ellos mismos, y dar lugar a que el Espíritu Santo obre en sus vidas como él quiera.

Estos (y otros) principios y prácticas de nuestro trabajo con niños se recogen en varios documentos del Consejo Internacional de UB, tales como ‘Ministerio de Unión Bíblica hacia los niños: Declaración de Principios’. Si quieres saber más sobre dichos documentos, ponte en contacto con nosotros.

En colaboración con las iglesias y otras entidades cristianas, Unión Bíblica:

  • Coordina, difunde y dirige proyectos enfocados en la evangelización y la enseñanza de la Palabra de Dios para niños y jóvenes con el fin de que estos puedan conocer y tener un encuentro personal con Cristo.
  • Difunde, junto a un programa de guía y de asesoramiento para las iglesias o entidades que quieran llevarlo a cabo, sus proyectos de evangelización y de enseñanza bíblica, a las iglesias o entidades con el fin de ayudarles en su crecimiento y desarrollo.
  • Edita materiales adecuados para la formación de niños, adolescentes y de personas que quieren trabajar con ellos.
  • Realiza cursillos de formación para quienes trabajan o quieren trabajar con niños y adolescentes en diferentes áreas.